Suspenderán el inicio y prosecución de juicios de ejecución fiscal

 La Cámara de Diputados, que preside el diputado Fernando Jalil, dio media sanción a un proyecto de ley, presentado por el diputado Ricardo Aredes, a través del cual se suspende hasta el 31 de diciembre de 2019, prorrogable por el Poder Ejecutivo Provincial por seis (6) meses más, el inicio y prosecución de juicios de ejecución fiscal que se efectúen para perseguir el cobro de deudas vencidas al 30 de septiembre de 2018 por tributos cuya recaudación esté a cargo de la Administración General de Rentas de la Provincia, sus multas, actualizaciones, recargos e intereses en contra de contribuyentes y responsables.

 

La ley además establece la suspensión de los plazos de prescripción, perención o caducidad por el termino y prorroga establecido en la ley y levanta el embargo ordenado en las ejecuciones fiscales sobre fondos depositados en entidades financieras, que garantizan el pago de las deudas por tributos cuya recaudación esté a cargo de la Administración General de Rentas de la Provincia, sus multas, actualizaciones, recargos e intereses vencidos a septiembre de 2018.

 

La ley exceptúa de lo dispuesto en el artículo primero de la presente ley, cuando en los juicios de ejecución fiscal, cualquiera de las partes efectúen o formalicen pagos voluntarios o acuerdos de pago, totales y cancelatorios de deudas.

 

También la ley crea el Registro Único de Juicios de Ejecución Fiscal Permanente en el ámbito de la Administración General de Rentas de la Provincia. Fiscalía de Estado de la provincia debe presentar a la autoridad de aplicación, los datos exigidos en el párrafo anterior del presente artículo en el plazo de dos meses a partir de la vigencia de la presente ley, y actualizar mensualmente el estado procesal de las ejecuciones cualquiera fuera su avance.

 

“Los contribuyentes de la provincia, no son ajenos a la crisis mencionada en el párrafo anterior y también sufren los efectos de la recesión dificultando cumplir con sus obligaciones tributarias en tiempo y forma. 

 Esta disposición amerita que sea aprobada, para que las obligaciones pendientes de pago anteriores al 2019 no afecte la operatividad normal en el presente ejercicio, tanto para las empresas que vieron reducidos sus ingresos por la fuerte recesión imperante, como para los ciudadanos que tuvieron atrasos de las obligaciones por impuestos inmobiliarios y automotores.

 Es un paliativo para que los contribuyentes puedan acomodar sus cuentas y afrontar de la mejor forma posible sus obligaciones tributarias”, señaló al fundamentar el proyecto, el diputado Ricardo Aredes.

 

El diputado Hugo Avila, rescató la iniciativa en el marco de la crisis del país y a partir de los indicadores que se conocieron respecto de la pobreza, también en la provincia.

 

Pidió la aplicación de otras medidas tendientes a “achicar la presión tributaria”, además  del tratamiento de la ley de emergencia alimentaria.

 

La diputada Cecilia Guerrero por su parte, hizo mención a diferentes medidas implementadas ya por el actual gobierno de la provincia. Le siguió en el debate el diputado Carlos Molina, Luis Lobo Vergara, Marita Colombo, Juan Denett, Augusto Barros.