SE CUMPLIERON 9 AÑOS DE LA SANCION DE LA LEY DE INDENTIDAD DE GENERO EN ARGENTINA

Durante la segunda sesión de la Cámara de Diputados, que preside Fernando Jalil, la diputada Adriana Díaz, se refirió a los 7 años de la sanción la Ley de Identidad de Género en Argentina, que se cumplieron el 9 de mayo.

“Desde entonces, miles de personas han accedido al real reconocimiento de su identidad en el país y más de 100 correspondieron a Catamarca. La normativa garantiza el derecho a la identidad a personas trans por medio de un simple trámite administrativo en el registro civil”, señaló la diputada Adriana Díaz, en un momento de su alocución.

“La Ley Nº 26743 de Identidad de Género, no es una ley más: es la primera en el mundo y está a la vanguardia en legislación sobre el respeto y la celebración de las identidades trans internacionalmente. Argentina, también es, junto a Dinamarca el único país que sólo exige la expresión de voluntad de la persona para lograr el cambio de nombre su identidad de género autopercibida.

Además, es la primera ley en el mundo que no requiere diagnósticos médicos o psiquiátricos, ni operaciones de cambio de sexo”, dijo.

Recordó que “desde el año 2007 fueron diferentes organizaciones activistas las que impulsaron proyectos de ley para garantizar el derecho a la identidad de género. Entre ellas, la activista trans, Claudia Pía Baudracco, quien falleció en marzo de 2012 sin poder ver realizado su sueño de registrar su identidad”.

El 1 de diciembre de 2011 la Cámara de Diputados de la Nación aprobó por 167 votos a favor, 17 en contra y 7 abstenciones el proyecto.​ Finalmente, un 9 de mayo del año posterior, y por 55 votos a favor y una abstención el Senado de la Nación Argentina aprobó esta nueva Ley garante de derechos para las personas trans.

“Si bien la aprobación de esta normativa, supone la garantía que las personas transgénero cuentan con derechos amplios, en su vida diaria todavía enfrentan problemas de discriminación, como la falta de programas específicos para la inclusión laboral, el acceso a programas de salud, o la persecución policial. También vemos diariamente numerosos actos de violencia y agresiones hacia la población trans, incluyendo lo más grave: travesticidios. Esto se debe a que todavía no existe completa aceptación de la ley en relación a la sociedad en general. Ante esto, es menester que el Estado pueda capacitar a sus funcionarios, efectores y trabajadores para que a su vez esto pueda impactar en el ciudadano”, dijo.

Por otra parte remarcó que el 17 de mayo, es el Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia que conmemora la eliminación de la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales por parte de la Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), lo que tuvo lugar un 17 de mayo de 1990.

“Su objetivo principal es el de coordinar todo tipo de acciones que sirvan para denunciar la discriminación de que son objeto las personas homosexuales, bisexuales y transexuales y para hacer avanzar sus derechos en todo el mundo”, resaltó.