PROPONEN RÉGIMEN ESPECIAL DE REGULARIZACIÓN TRIBUTARIA 

Ingresó a la Cámara de
Diputados, que preside Fernando Jalil, un proyecto de ley a través del cual se propone un nuevo “Régimen Especial de Regularización Tributaria”. La iniciativa parlamentaria pertenece al diputado Enrique Luis Cesarini.

De acuerdo señala en la fundamentación, el proyecto surge a partir de un pedido de los comerciantes y titulares de bienes. Pata el legislador “se vuelve imprescindible que la Legislatura Provincial, como representantes de los ciudadanos de Catamarca, sancione inmediatamente una ley de moratoria impositiva, que prevea un régimen especial de regulación tributaria y de blanqueo impositivo, que esté en vigencia por un tiempo considerable, que sea amplia y con importantes beneficios”.

“Los contribuyentes que no pudieron pagar precisan un alivio para regularizar su situación. Las condiciones históricas y estructurales de nuestro país y la provincia que imposibilitan la generación de empleo debido al tamaño del estado, ha generado caída en el consumo, tasas de interés muy altas, gran presión tributaria, suba de costos, morosidad en las cobranzas, e inflación, este conjunto de condiciones impide que empresas y poseedores de bienes puedan asumir sus obligaciones, ya que los intereses de sus deudas crecen más rápido que su capacidad financiera. En consecuencia esta situación amerita nuestra predisposición para contener a estos contribuyentes y que sus obligaciones tributarias no se tornen impagables”, señala Cesarini.

“Se deberán prever plazos e intereses razonables que posibiliten el pago de las obligaciones en mora, así como una condonación de todo tipo de sanciones. Determinando beneficios considerables para poder afrontar sus deudas impositivas y no ahogar su desarrollo económico, de modo tal que, si la capacidad de pago de los contribuyentes mejora por el florecimiento de la actividad económica, ingresen al fisco lo adeudado en tiempo y forma y no dejar que se vea perjudicado su emprendimiento comercial y particular. Debería incluir, además, algún beneficio que premie a quienes han cumplido sus obligaciones en término. Este es un aspecto fundamental para no desalentar a quienes cumplen en término sus obligaciones. El «contribuyente cumplidor» debe sentir que su buena conducta fiscal es reconocida y recompensada en forma tangible. Las provincias deben establecer con carácter de urgente un régimen especial para colaborar con sus ciudadanos en esta emergencia” agrega.

Sostiene además que “esta moratoria conlleva un beneficio extraordinario a todos los catamarqueños que quieren cumplir con sus obligaciones impositivas, también beneficia a la administración tributaria, porque posibilitaría que los deudores morosos puedan pagar obligaciones que sin el «salvavidas» de una moratoria se tornarían impagables para los contribuyentes y correlativamente incobrables para el fisco. La moratoria reduciría el enorme y creciente «stock» de créditos por impuestos que tienen a la fecha, convirtiéndolo en «flujo» de ingresos por el cobro de las cuotas. Ello contribuiría a incrementar la recaudación de impuestos provinciales, que ha crecido menos que la inflación en los últimos meses, generándose una brecha que perjudica al Estado y por ende a los comprovincianos en menos obras y servicios que presta el Estado con lo que recauda. La suba de la recaudación por debajo de la inflación, se convirtió últimamente en una preocupante costumbre y con pronóstico de agravamiento en los próximos meses”, manifestó el legislador.