LEY 10 – LEY DE IMPUESTOS

Tipo de norma:  LEY PROVINCIAL    -  Numero:  10

Organismo emisor: 

Fecha de promulgacion:  17 December, 1856

Decreto de promulgacion: 

Fecha de publicacion:  24 December, 1856

Boletin oficial de publicacion: 

      No esta cargado el Boletin Oficial.

Decreto reglamentario: 


Texto de la normativa

LEY N° 10
LEY DE IMPUESTOS
Sancionada el: 17/12/1856
Publicada el: 24/12/1856

CAPITULO 1

PAPEL SELLADO

ARTICULO 1.- Para el uso del territorio de la Provincia, para el de los Juzgados y Tribunales de Justicia y para todas las oficinas y  despachos de la Administración gral. del País, se establecen para lo sucesivo siete clases de papel sellado en el orden siguiente.

Papel de primera clase valor de un real P. R.
Papel de segunda clase valor de dos reales 1
Papel de tercera clase valor de cuatro reales 2
Papel de cuarta clase valor de seis reales 4
Papel de quinta clase valor de doce reales 1 6
Papel de sexta clase valor de veinte reales 2 4
Papel de séptima clase valor de cinco reales 5

 

ARTICULO 2.- A más de las clases que expresa el art. anterior, hará también otra de “Oficio” que no tendrá valor ninguno y se destinará para   las causas criminales de oficio y defensa de pobres y otros usos que se designarán más adelante.

ARTICULO 3.- El Papel Sellado llevará estampado a la derecha de cada foja un escudo con la inscripción: “Provincia de Catamarca”, a la izquierda un Contra sello con la de “Renta Provincial”; al frente, en la parte superior de la foja se escribirá: “tal, clase, vale tanto”; y más abajo: “sirve para el trienio de 1857, 58 y 59”.

ARTICULO 4.- El papel  destinado para causas de oficio y de los pobres se diferenciará en la inscripción al frente  de la foja, que en lugar de “tal, clase, vale tanto”, se escribirá: “Sello de oficio”.

ARTICULO 5.- El escudo estará en poder del Administrador de la Hacienda provincial, y el Contra – sello lo tendrá el Gobernador, quien dictará las precauciones necesarias para evitar su abuso.

ARTICULO 6.- Las escrituras que se hagan ante Escribanos o Jueces para registrarse en los Protocolos de Instrumentos Públicos se escribirán en el papel sellado de la “primera clase”, sea cual fuere la denominación, calidad y naturaleza del instrumento o el valor que represente. Ni los Escribanos ni los Jueces podrán jamás autorizar instrumento alguno matriz, que no sea en el papel designado, y para que obre en el protocolo de su cargo. Pena de veinticinco pesos de multa para la primera vez y perdida de oficio para la segunda en cualquiera de estos dos casos.

ARTICULO 7.- El interesado en la posesión de algunas de las Escrituras de que habla el art. anterior, podrá obtenerla conforme a los usos de práctica antigua, es decir, en copias autorizadas, que se le expedirán a su petición y expensas.

ARTICULO 8.- Las copias de Escrituras de compra – venta, permuta o cambio y dación en pago;  las de poderes especiales para pleitos o cobro de cantidades determinadas, o de especies de valor señalado; las de crédito o pagares y cancelación;  las de contrato de obras, de arrendamientos y de cualquier otra obligación personal, que representen valor conocido, las de hipotecas especiales y generales; las de imposiciones de censo de cualquier genero que sean; las de capitales a rédito; las de fundaciones de Capellanías eclesiásticas o laicas;  las de inventarios de bienes e hijuelas; las de cláusulas testamentarias que contengan legados o mandas con expresión de cantidad;  las de donaciones de igual condición y de cualquier clase que sean; las de arras, dotes y finalmente las de todo documento de cualquier denominación y naturaleza que sea, con tal que exprese cantidad, se sacarán y escribirán en el papel sellado correspondiente a sus valores respectivos en la escala siguiente.

  • Desde la cantidad de 20 ps. hasta  50 inclusive, se usará del papel de 1º clase
  • de más de 50   ps. hasta  100 inclusive, se usará del papel de 2º clase
  • de más de 100 ps. hasta  250 inclusive, se usará del papel de 3º clase
  • de más de 250 ps. hasta  500 inclusive, se usará del papel de 4º clase
  • de más de 500 ps. hasta  1.000 inclusive, se usará del papel de 5º clase
  • de más de 1.000 ps. hasta  2.000 inclusive, se usará del papel de 6º clase
  • y de más de 2000 ps. para arriba, se usará del papel de 7º clase.

ARTICULO 9.- Las copias de escrituras y documentos que no expresen cantidad, se escribirán en papel de la tercera clase.

ARTICULO 10.- Las de poderes generales, testamentos, legados, memorias, donaciones, fundaciones, dotaciones que tampoco expresen cantidad, se escribirán en papel de la tercera clase.

ARTICULO 11.- Los documentos que se otorguen extrajudicialmente, siendo de la denominación y naturaleza de las que habla el art. 8 y que expresen cantidad, se escribirán  en el papel de  la clase que corresponda a sus respectivos valores con arreglo al orden y escala que se establece para el mismo art. 8. Igual disposición se entiende respecto de los valores, pagares, letras, documentos sobre dinero a réditos, recibos en cuenta de pagos, seguros o resguardos de depósitos y cancelaciones de deudas.

ARTICULO 12.- Los poderes generales y demás documentos mencionados en el art. 10,  que se hicieren extrajudicialmente se escribirán en el papel de la tercera clase excepto los testamentos de los pobres,  que se harán en papel de “Oficio”, siempre que los bienes testamentarios se computen en un valor que no alcance a doscientos pesos.

ARTICULO 13.- Toda demanda, petición, escrito o memorial que se dirija a la Legislatura, al Gobierno, a la Cámara de Justicia, a los Juzgados inferiores y demás autoridades de la Provincia, se escribirán en papel de la segunda clase, como también sus actuaciones.

ARTICULO 14.- Las presentaciones y memoriales, que se dirijan a los Párrocos o Jueces Eclesiásticos para demandas, solicitud de casamientos, o por otro asunto de su peculiar jurisdicción, se escribirán en papel de la segunda clase. Pero las actuaciones y diligencias de casamiento se harán en papel común. El Notario pagará el doble del valor del papel cuando admita en papel común estas presentaciones.

ARTICULO 15.- Los certificados o copias de partidas de Bautismo, matrimonios y muertos se sacarán en papel de la tercera clase.

ARTICULO 16.- Se exceptúan  de lo prevenido en los dos artículos anteriores los pobres de solemnidad  y los de profesión jornaleros, quienes podrán hacerlo en el papel del Sello de “Oficio” concurriendo a la oficina de Tesorería, donde se les dará gratis, previo el certificado competente del Notario.

ARTICULO 17.- Se escribirán también en el papel de segunda clase las demás diligencias o actuaciones que ocurran en la Administración Provincial sobre objetos que no estén comprendidos en la presente Ley.

ARTICULO 18.- Los Testamentos y codicilos cerrados se escribirán en todas sus fojas inclusa la de cubierta en papel de la primera clase, por que después de su apertura y publicación han de agregarse a los protocolos de Instrumentos públicos. Pero sus copias se sacarán en el papel correspondiente según el art. 10, sino expresan cantidad, y con arreglo al 8 si la expresan.

ARTICULO 19.- Las tasaciones de bienes, que se hicieren por peritos públicos, o por comisionados al efecto por los Jueces o por los interesados mismos, se escribirán en el papel de la primera clase.

ARTICULO 20.- Los Despachos que expidieren las Autoridades provinciales sobre concesiones, que importen merced, honores, grados, privilegios, jubilaciones y recompensas de carácter y por causas locales se escribirán en el papel de la 5ª clase que costeará el interesado, lo mismo que los títulos de propiedad de tierras;  a excepción de las mercedes de minas, cuyos despachos se darán en los mismos pedimentos, como es de costumbre.

ARTICULO 21.- Los declarados pobres de solemnidad, según la Ley usarán del papel del Sello de “Oficio” para todos sus asuntos mientras dure su indigencia. Del mismo papel se usará para las causas criminales de oficio, a cuyos fines se proveerán de la cantidad suficiente de papel los Despachos de Justicia.

ARTICULO 22.- Ninguna autoridad de la Provincia podrá admitir en juicio documento alguno que no esté otorgado en papel sellado correspondiente. La persona que se presentare con algún documento sin este requisito con cualesquiera solicitud o diligencia será obligada a reponer el papel correspondiente con el duplo de su valor.

ARTICULO 23.- Los Jueces, Escribanos y demás funcionarios públicos que admitieren escritos o documentos, y extendieren escrituras o diligencias en el papel no correspondiente sufrirán la pena de diez pesos por la primera vez, por la segunda veinte, por la tercera treinta y pérdida de Oficio por la cuarta.

ARTICULO 24.- Cuando por falta de papel sellado en algún punto de la Provincia no pudiera postergarse la redacción y autorización de algún documento u otra diligencia, podrá hacerse en papel común, pero con el cargo de reponer el Sellado correspondiente a los diez días de la fecha del documento; y en el caso de no haberlo en la Receptoría, se proveerá de un certificado del receptor a continuación, pagando el valor del papel, u otro certificado de no haberse podido haber, bajo la pena del art. 22.

ARTICULO 25.- Para prevenir los pretextos de olvido o distracción de los funcionarios públicos, deberán éstos inscribir en la parte superior del Sello del papel que usaren en cada foja esta nota rubricada: “Competente”

ARTICULO 26.- El Administrador de la hacienda Provincial es encargado de la distribución del papel Sellado para su expendio en todas las Receptorias de la campaña, debiendo al mismo tiempo procurar que su expendio en la Capital se haga para comodidad del público en alguna Casa de negocio que señale el Gobierno, a más de la del Despacho de Hacienda.

ARTICULO 27.- Se autoriza al P. Ejecutivo para que expida las disposiciones más conducentes a la exacta observancia de esta Ley, y para que invierta los fondos suficientes para la construcción material de los tipos y demás útiles necesarios para el Sello del papel.

 

CAPITULO 2

PATENTES

ARTICULO 28.- Habrá seis clases de Patentes Selladas en el orden siguiente

  • Patente de primera clase valor de        1ps.
  • Patente de segunda clase valor de      6ps.
  • Patente de tercera clase valor de          10ps.
  • Patente de cuarta clase valor de       20ps.
  • Patente de quinta clase valor de       30ps.
  • Patente de sexta clase valor de         40ps.

ARTICULO 29.- Las Arrias de mulas pagarán patente de primera clase por cada piara.

ARTICULO 30.- Las canchas de bolas pagarán la patente de segunda clase.

ARTICULO 31.- Los Alambiques que tengan por único objeto el negociar con su arrendamiento pagarán la patente de tercera clase.

ARTICULO 32.- Los Villares pagarán patente de cuarta clase.

ARTICULO 33.- Las tiendas y Almacenes de efectos de ultramar, que fueren compradas en los Puertos de la Confederación o en el exterior, pagarán patente de 6ª clase. Los que se negociaren en el interior pagarán la de 4ª clase; y los comprados en plaza pagarán la de 3ª clase. Las casas secundarias de negocios que abriere el introductor (a) ellos pagarán patente de 4ª clase.

ARTICULO 34.- Los compradores  de pastas metálicas o de Minerales, y los negociantes de ganados vacunos y cabalgares en partida de cien cabezas para arriba, pagarán patente de sexta clase; a excepción de los que compran para poblar, que no tendrán gravamen  alguno a este respecto; lo mismo que los que compran para el abasto público, cuyo cuadro está ya establecido a razón de un peso por degolladura.

ARTICULO 35.- Las pulperías o vendedores de licor al menudeo cualquiera que sea su Capital pagarán al contado la patente de cuarta clase, aunque sea para vender un día.

ARTICULO 36.- Los que ejercieren diferentes ramos de industria o de negocio, pagarán la patente respectiva  por cada uno de ellos.

ARTICULO 37.- Se exceptúan de lo prevenido por el art. anterior las casas de negocios de efectos de ultra – mar comprados en el interior de la confederación, que expendieren licor al menudeo, que solo pagarán la patente de quinta clase por una y otra industria.

ARTÍCULO 38.- La presente Ley habla de los almacenes que tengan en giro más de doscientos pesos de capital. Al agraciado toca probar la excepción con el testimonio de dos peritos asociados del administrador de la Renta Provincial.

ARTICULO 39.- El dro de las patentes es anual y el Gobierno Reglará el modo de hacer efectivo su pago, y los periodos en que deben verificarse, expidiendo al efecto el reglamento conveniente.

ARTICULO 40.- Los que no pagaren la patente correspondiente a los quince días de vencidos los periodos y plazos que señalare el Reglamento de la materia son obligados a la multa de la mitad de su valor.

ARTICULO 41.- Los que requeridos para fijar la patente a la expectación pública no lo verificasen en el término de un mes abonarán  la multa de un peso.

ARTICULO 42.- Las patentes llevarán estampado el escudo de la Provincia al frente de la foja. A la izquierda llevarán la inscripción: “Patente”. A la derecha: de “tal clase”; y más abajo: “tal semestre del año 157”. Pero las que se despachen para pulperías o ventas de licor no llevarán otra designación que la del año, pues que no se darán sino por períodos anuales.

ARTICULO 43.- El Reglamento que expedirá el Gobierno, designará los puntos y el modo de hacer el expendio de las patentes con lo demás que sea conducente al cumplimiento de estas disposiciones.

 

CAPITULO 3

ALCABALAS

ARTICULO 44.- El impuesto de Alcabalas se reduce al dos por ciento sobre el valor de los contratos que lo causan.

ARTÍCULO 45.- Obliga el derecho de Alcabala en todo caso en que haya compraventa, permuta o cambio, traspaso, dación in solutum o adjudicación de bienes en pago de deudas sea espontánea o judicial. Esta disposición es aplicable a las propiedades raíces o bienes inmuebles de toda clase, sean urbanos o rurales, sean subterráneos o de minas, o dro de agua.

ARTICULO 46.- Corresponde el pago del dro del Alcabala al dueño o propietario de la cosa en cualquiera de los casos que previene en art. anterior.

ARTICULO 47.- El pago del dro de Alcabala se hará antes de procederse a la Escritura del contrato, concurriendo el interesado a satisfacerlo en la Tesorería de la Capital si aquel se hiciere en el Departamento del Rectoral, y en las respectivas oficinas subalternas de la Campaña si se otorgare en los demás Departamentos.

ARTICULO 48.- El Administrador principal de Hacienda en al Capital, y los Receptores o recaudadores del ramo en la campaña darán al interesado el certificado o boleto de costumbre, que acredite el pago de la Alcabala, sin cuyo requisito no podrá efectuarse el contrato.

ARTICULO 49.- El boleto de que habla el art. anterior se expedirán  en adelante en papel Sellado especialmente para este objeto sin valor ninguno. El Sello será el escudo de la Provincia que se estampará al frente de la foja. A la izquierda del escudo se escribirá; “Boleto”, y a la derecha; “de Alcabala”; y más abajo: para el trienio tal.

ARTICULO 50.- El Boleto de pago se adjuntará precisamente al testimonio o copia autorizada del contrato que lo cause, para que en todo tiempo obre como comprobante de dicho pago.

ARTICULO 51.- Es nulo de derecho y no podrá tener efecto jamás el contrato o adjudicación que se haga sin satisfacerse  antes el pago de Alcabala. Ni los Escribanos ni los Jueces podrán autorizar ninguna escritura de contrato que obligue el pago de Alcabala, sin que se les presente el Boleto correspondiente; so – pena de pagar el quíntuplo de su valor;  y de indemnizar los perjuicios, que ocasionaren a las partes.  La reincidencia en esta falta será castigada con la misma pena y con la destitución del empleo.

ARTÍCULO 52.- Para evitar los fraudes en el pago de estos dros, y obviar otros inconvenientes de funesta trascendencia para los interesados mismo, se declara nula de ningún valor toda Escritura en que no se pague Alcabala, siempre que ella se refiera a los contratos o actos de que habla el art. 44.

ARTÍCULO 53.- Los Jueces y cualesquiera otras autoridades de la Provincia, que admitieren en juicio y dieren mérito alguno a las Escrituras de que habla el art. anterior, son responsables de los daños y perjuicios que se ocasionaren a las partes, a más de la nulidad de lo que hubiesen actuado en virtud de ellas.

 

CAPITULO 4

CONTRIBUCION TERRITORIAL

ARTICULO 54.- Toda propiedad raíz o inmueble pagará el cuarto por mil sobre su valor.

ARTICULO 55.- Para su regulación  y cobro se establecerán las Comisiones necesarias.

ARTICULO 56.- El propietario deberá declarar el valor de su propiedad ante su Comisión nombrada al efecto.

ARTICULO 57.- Cuando la Comisión no esté conforme con la tasación dada por el propietario, procederá ella a valorar la propiedad encuestión, y dará al propietario un boleto en el que conste la contribución que deba pagar.

ARTICULO 58.- Si el propietario no se conformase con la tasación hecha por la Comisión podrá ocurrir en la Capital al Juez de Provincia, en la Campaña al Juez Partidario, pidiendo nueva tasación, la que se hará por peritos nombrados por la parte interesada y la Comisión: en el caso de divergencia el Juez nombrará un tercero, y se estará a su valoración.

ARTICULO 59.- Si estos peritos diesen una tasación igual a la que declaró el propietario, el Fisco abonará el costo de la tasación, si la tasación de los peritos fuese en más cantidad que la declarada los costos serán por cuenta del propietario.

ARTICULO 60.- La contribución que no alcance a dos pesos será pagada en su totalidad por el año, la que pase de dos pesos se pagará por semestres en los meses de Enero y Julio.

ARTICULO 61.- El propietario que en los periodos prefijados no abonare su cuota, pagará los costos que la Comisión hiciere para el cobro.

ARTICULO 62.- Cada año deberá el propietario renovar la declaración de la propiedad que hubiere aumentado o disminuido su valor.

ARTICULO 63.- Quedan  exceptuados de la contribución los edificios destinados al culto público, y sus servidumbres, los que sirven de habitación a las comunidades Religiosas, y sus rancherías de sirvientes, los hospitales y casas de Beneficencia, los Cementerios, paseos públicos, Colegios y Bibliotecas, las casas Municipales, las de Representantes y todas aquellas, que siendo del servicio del Gobierno Federal y de la Provincia sean inalienables por ser para servicio público. Pero debe comprender toda  otra que sea enajenable, cualesquiera que sea su poseedor, con tal que sus productos sean percibidos o puedan serlo.

 

CAPITULO 5

CONTRIBUCION MOVILIARIA

ARTÍCULO 64.- El criador pagará el ocho por mil sobre el  valor de sus ganados de cualesquier especie que sean.

ARTICULO 65.- El propietario declarará la cantidad de sus Haciendas ante la Comisión.

ARTICULO 66.- Cuando la Comisión no esté conforme con la declaración del propietario, hará las indagaciones necesarias para certificarse de su cantidad, y si fuese necesario mandará reunir las haciendas en Cuestión con el objeto de aclarar la verdad.

ARTICULO 67.- la contribución mobiliaria se arreglará  a todas las disposiciones dadas para la contribución territorial.

ARTICULO 68.- Se exceptúan de la contribución mobiliaria los bienes o haciendas que no hayan estado afectas al pago de diezmos.

ARTICULO 69.- Queda a cargo del Gobierno,  nombrar las Comisiones, asignar el honorario que deban gozar y dar los Reglamentos que sean necesarios para la ejecución y cumplimiento de esta Ley.

ARTICULO 70.- Quedan exceptuados de la Contribución territorial y mobiliaria todos los funcionarios públicos de la Administración que no estén dotados con renta o algún otro monumento, durante el tiempo de sus servicios.

ARTICULO 71.- Sin embargo de la excepción del art. anterior, los agraciados por ella están obligados a registrar sus haberes territoriales y mobiliarios, debiendo recibir de las respectivas Comisiones los “Boletos” gratis.

ARTICULO 72.- Se derogan las Leyes y disposiciones anteriores, que estén en oposición con la presente Ley.

Comuníquese, publíquese, circúlese y dése al Registro Oficial

FIRMANTES: NAVARRO-BASCOY

TITULAR DEL PEP: SEGURA


Anexos de la normativa