LA ESCUELA NORMAL «ABEL ACOSTA» DE SANTA MARIA CUMPLE 100 AÑOS

Ingresó en la Cámara de Diputados, un proyecto a través del cual se solicita la declaración de Interés Parlamentario de la “Celebración del Centenario de la Escuela Normal ‘Abel Acosta’, N°705”, ubicada en el departamento Santa María, a celebrarse el 4 de agosto de 2019.- La iniciativa fue presentada por el Diputado Carlos Marsilli.
 
El fundamentación del proyecto el diputado señala que se trata del “primer establecimiento destinado a una Educación Secundaria, el cual trascendió en todos los ámbitos educativos de la época. Este acontecimiento se rememora el día 4 de Agosto de 1919, recordando el momento en que Santa María daba un gran paso hacia la modernización y otorgando una propia idiosincrasia a dicho departamento.
 
“Esta escuela desde su fundación hasta la actualidad ha sufrido diversas modificaciones en su denominación como en su Sistema Educativo; desde sus inicios esta institución preparaba para actuar en una sociedad “hecha” y cuya estabilidad se suponía estable, pero en adverso, en la actualidad, se trata de una escuela que debe preparar a estudiantes para una sociedad de constantes cambios y transformaciones en todos sus ámbitos. Ha modificado, además, su estructura educativa, ya que los distintos cambios le significaban un nuevo sistema de enseñanza y aprendizaje”, agrega.
 
Recuerda además que “esta casa de estudio fue creada con el nombre de Escuela Normal de Preceptores, por ley de presupuesto del año 1918, siendo Presidente de la República Argentina, Don Hipólito Yrigoyen y Ministro de Justicia e Instrucción Pública Don José Salinas. El principal propulsor fue un hijo de este pueblo, Don Abel Acosta. El 14 de Mayo de 1919 fue nombrado el primer personal de esta escuela, comenzando sus respectivas tareas el 4 Agosto de aquel año”.
 
Enfatiza además que el establecimiento fue pionero en el departamento de Santa María en encargarse de la erradicación de la alfabetización y en la formación secundaria que combatió al silencio eterno de la opresión y el avasallamiento, poniendo a Catamarca en un punto utópico de progreso, nuevos horizontes e ideas en pos del crecimiento, tanto en la cultura, el saber y la educación en general.
 
“En la actualidad, tiene la misión educadora y atendiendo, además, a los cambios de los tiempos y al progreso, preparando a los jóvenes no sólo para el trabajo y la continuidad de sus estudios, sino también para la vida actual. Pronta a cumplir sus 100 (cien) años, sigue manteniendo en alto el prestigio de ser una de las más grandes Instituciones educativas del medio y de la provincia. Contando actualmente con orientaciones en Ciencias Sociales y Humanidades, Ciencias Naturales, Economía y Administración”, comenta además en el texto.