HISTÓRICO CIERRE DEL PRIMER CICLO DE ESTE AÑO EN LA CAPACITACIÓN DE LA LEY MICAELA

La primera edición de este año de la capacitación en perspectiva de género de la Cámara de Diputados tuvo un cierre histórico ya que en la oportunidad se contó con la participación virtual de Nestor “Yuyo” García, padre de Micaela, la joven víctima de femicidio que dio nombre a la ley de capacitaciones obligatorias para los tres poderes del Estado.

Tras agradecer la posibilidad de participar, García indicó que la normativa contempla la búsqueda de índices que permitan medir el impacto de las formación tendiente a generar un cambio real en la sociedad. Destacó que lo central es “que el impacto se genere en el trabajo en base a situaciones problemáticas que suceden en relaciones laborales, donde hay violencia de género, trabajando vinculados a la sociedad”. Para ello se apunta a la educación popular, “cuya base es conocer el lugar donde se va a formar, cuales son las tareas de los funcionarios, las responsabilidades de quienes dirigen esas áreas, para lograr que las capacitaciones de las personas que trabajan en el Estado puedan tomar decisiones con perspectiva de género”.

García preguntó qué sería tener perspectiva de género en Diputados. “Seria, por ejemplo, cuando los legisladores y asesores esten desarrollando un proyecto se planteen cómo el mismo estaría afectando el derecho de las mujeres y disidencias y, a partir de allí, trabajar en la elaboración de la iniciativa” ilustró.

El papá de Micaela, en un duro relato, contó cómo surgió la Ley tras el femicidio de su hija. “Mientras la buscamos a lo largo de una semana tras su desaparición quedó visible la falla del Estado en hechos previos” dijo, Entre ellos, detalló que pese a la existencia de siete informes que desaconsejaban la liberación de Sebastián Wagner, el juez de Ejecución de Entre Ríos las ignoró y le concedió la libertad condicional. “Intervinieron un fiscal y un juez sin perspectiva de género” acotó

“Esto hay que seguir difundiendo, les pido un compromiso de transformación porque las mujeres y los géneros disidentes necesitan que sus derechos sean igual a los derechos de los varones y cuando una parte de la sociedad accede a derechos y otra parte no accede, se habla de privilegios” instó García.

Por su parte, la presidenta de Diputados, Cecilia Guerrero, señaló la necesidad de transformar la sociedad. Tras repasar diferentes hechos de violencia contra las mujeres y disidencias en la provincia, Guerrero subrayó que el objetivo de la capacitación es “transformar la comunidad en una mas justa, inclusiva, fundanda en el respeto a las personas y en creiterios de igualdad y equidad”. “Mientras las desigualdades estructurales persistan, el patriarcado siga echando raíces en sociedad conservadores y la violencia de género sea naturalizada y consentida, las mujeres, las niñas, las diversidades seguirán estando expuestas a ser violentadas en sus derechos humanos” reseñó.

“La sensibilización en perspectiva de género es el camino, seguramente deberemos profundizarla y es necesario llevar la Ley Micaela a los barrios populares, sedes vecinales, centros integrales comunitario, localidades del interior, organizaciones sociales para generar la conciencia colectiva y transformar nuestra sociedad” expresó al cierre Guerrero.