Declaran de interés  aporte a la cultura del escultor Desmonteix

A través de un decreto de su presidente, Fernando Jalil,  la Cámara de Diputados, declaró de interés parlamentario el aporte a la cultura de la provincia, que ha realizado el escultor Mariano Desmonteix.   La copia de la declaración, promovida por la diputada Adriana Díaz, fue entregada al artista.
Mariano Desmonteix es escultor, emprendedor cultural  y uno de los más destacados referentes de Catamarca. Si bien nació y estudió Bellas Artes en la provincia de Buenos Aires,  decidió proyectar su vida y continuar su labor artística en Catamarca y es a nuestra provincia a la que representa y para la cual trabaja desde su taller, ubicado en Valle Viejo.
“Formado por grandes maestros del arte de la escultura contemporánea y posteriormente en el Instituto Universitario Nacional del Arte (IUNA), hoy se desempeña como gestor cultural en la Municipalidad de Fray Mamerto Esquiú.”, señala Díaz en la fundamentación del proyecto.
“Su trayectoria en la provincia es amplísima. Comenzó con la creación del taller municipal de Escultura en la ciudad capital, continuó su trabajo restaurando monumentos públicos a solicitud del Concejo Deliberante de la Capital, de la comuna capitalina y de la Secretaría de Cultura. Posteriormente, y desde la dirección de cultura del municipio capitalino, generó dos simposios  de escultores que trajeron su trabajo a la provincia”, agrega.
“Como corolario de su trabajo, Desmonteix, fue seleccionado este año de entre 2116 artistas de todo el país para participar del Salón Nacional. Sólo 180 pudieron obtener esta distinción, uno de los más, si no el más importante que otorgan a la cultura en el país. La significancia de este galardón, cobra mayor relevancia si comprendemos que Catamarca no estaba representada en este escenario desde la década 1950 y hoy, de la mano de este magnífico escultor, vuelve a figurar entre los máximos exponentes del arte visual de Argentina.
Su obra, a la que denominó “Contemple”, está forjada en mármol Catamarca (una piedra única extraída de la localidad de Recreo en el departamento La Paz) y fundición de bronce escultórica. Según explica, representa el “estado de contemplación frente a los sucesos extraordinarios de la naturaleza” y fue inspirada por el dique Las Pirquitas.
Con respecto a sus obras el artista señala: “no soy celoso del saber que tengo, trato de transmitirlo, si potencia, si sirve a otro, me enriquece a mí y enriquece el territorio donde vivimos”, y por cierto nos ha alimentado desde su decisión de encarnar a nuestra provincia y ponerla nuevamente como referente de este tipo de arte”, expresa Díaz en el texto del proyecto de declaración.