DECLARAN DE INTERÉS ACTOS CONMEMORATIVOS DEL «DÍA DE LA MUJER INDÍGENA», EN COMUNIDADES INDIGENAS

La Cámara de Diputados declaró de Interés Legislativo, Social y Cultural la realización de los Actos Conmemorativos del “Día Internacional de la Mujer Indígena”, en las Comunidades Indígenas de Corral Blanco – localidad de Laguna Blanca – Distrito de Termas de Villa Vil, en el Departamento Belén y, en “Ingamana”, ubicada en el Distrito de San José, Departamento Santa María, el día 05 de septiembre del año 2019. La iniciativa fue presentada por el diputado Rubén Manzi y fundamentada en el recinto, por el diputado Francisco Monti, quien dio lectura a los fundamentos de dicho proyecto.

Esta iniciativa se origina en la realización de los Actos Conmemorativos respectivamente, en las Comunidades Indígenas de Corral Blanco – localidad de Laguna Blanca – Distrito de Termas de Villa Vil en el Departamento Belén y, en “Ingamana” ubicada en el Distrito de San José, Departamento Santa María el día 05 de septiembre del año en curso, con motivo de la Conmemoración del Día Internacional de la Mujer Indígena, instituida el 5 de septiembre de 1983  durante el Segundo Encuentro de Organizaciones y Movimientos de América, en Tihuanacu (Bolivia), para centrar la atención en las mujeres indígenas, su historia, su situación y sus perspectivas. Desde entonces cada año se conmemora el rol, esfuerzos y resistencias de mujeres de distintas zonas por la sobrevivencia de sus pueblos”, señalan los mismos.

“Durante los últimos años, los principales conflictos que suelen enfrentar estas comunidades han estado marcados por la persecución a líderes indígenas y ambientalistas. De acuerdo a un informe de la ONG Frontline Defenders281 activistas fueron asesinados en 25 países, y de ellos, el 49% defendían la tierra, los derechos de los pueblos indígenas y el medioambiente, la gran mayoría mujeres. Las principales sospechas recaen sobre la industria hidroeléctrica, minería y la agroindustria.

La elección del 5 de septiembre fue establecida en homenaje a Bartolina Sisa, mujer Aymara, que a fines del siglo XVIII comandó con gran valentía los ejércitos quechua-aymaras contra las tropas realistas en la lucha por restablecer los derechos de su pueblo, ante la dominación y la opresión de los conquistadores españoles”, agrega.

“Las mujeres indígenas han logrado la construcción de liderazgo y se han propuesto ser representativas y protagonistas para romper las cadenas opresoras que condenan a sus pueblos a la marginalidad, al olvido y a la extinción, desempeñando un papel fundamental en la lucha contra la pobreza, la exclusión social y étnico-cultural, y hacen posible el mantenimiento de la unidad familiar sobretodo en el medio rural.

Sus mecanismos de cambio y resistencia, sus procesos de constitución de identidades personales y colectivas, y las mediaciones que deben ejercer entre identidad y acción, las hace encarar los retos urgentes de los tiempos actuales, a través organizaciones que trabajan y avanzan para que puedan ser protagonistas, se capaciten y desarrollen facultades de liderazgo que les permitan ejercer plenamente sus derechos ciudadanos desde su propia especificidad étnico-cultural, y participar en la vida social y política como portadoras de un valioso legado cultural y social y como voceras de las demandas y propuestas de los pueblos indígenas”, manifiedsta en otro tramo del texto..

Agrega que “en nuestra provincia desde el inicio del proceso de reivindicación de la identidad indígena ocurrido en el año 2000 por autodeterminación de la Comunidad Diaguita Calchaquí de Los Morteritos – Las Cuevas, las mujeres desempeñaron un rol protagónico. Tanto es así que, en todas las Comunidades las mujeres ocupan cargos de conducción o de representación en espacios como el CEAPI (Consejo de Educación Autónomo de Pueblos

Indígenas), CPI (Consejo de Participación Indígena), 

Al momento actual las Comunidades de Corral Blanco y de los Morteritos han elegido como Caciques, a las Señora Rosa Epifanía Salgado e Ingrid Aguilar Villacorta respectivamente.

A pesar del amplio consenso internacional sobre el importante papel de las mujeres indígenas dentro de sus pueblos en lo que se refiere a la transmisión intergeneracional de sus tradiciones espirituales, la historia de sus pueblos, su filosofía y en la defensa de la tierra, el territorio y los recursos naturales, todavía existen limitaciones en el reconocimiento y ejercicio de sus derechos.

Las mujeres indígenas sufren tasas mucho más altas de pobreza, desnutrición crónica y analfabetismo, así como menor acceso a la atención médica y la participación en la vida política.

Abordar la cuestión del aporte de las mujeres indígenas al patrimonio cultural de sus pueblos exige dejar de lado los preconceptos sobre el tema, como reducir a las mujeres al rol de “guardianas” de la cultura tradicional, ignorando su papel como agente activa de transformación de las mismas; o concebir a la cultura de los pueblos como algo rígido y cristalizado que permanece inalterado a través de los siglos, en una burbuja aislada de las influencias que se reciben por las migraciones, la creciente urbanización, los contactos con otras culturas, los intercambios y la globalización.

La realización de los actos conmemorativos mencionados en el primer párrafo del presente proyecto, reviste una importancia tal que, no puede soslayarse y menos desde este ámbito, en atención en primer término porque este colectivo social es sujeto de derechos especiales, porque es necesario visibilizar la presencia activa de las mujeres indígenas de nuestra provincia en su lucha por superar las situaciones de injusticia que viven en su cotidianeidad de vida. En esta fecha, mediante estas actividades en sus comunidades, quieren levantar sus voces para lograr el efectivo cumplimiento a los derechos a la salud, a la educación intercultural, a la superación de las condiciones de pobreza y aislamiento, entre otros reclamos”, sostiene el texto sobre final.