APRUEBAN LA PROTECCIÓN Y PROMOCIÓN DE HUERTAS COMUNITARIAS EN CATAMARCA

El pleno del cuerpo de Diputados dio media sanción a un proyecto de ley iniciado por Armando López Rodríguez y por el cual se protege y promociona las huertas comunitarias en la provincia propiciando a la vez el uso racional del suelo, hábitos alimentarios saludables, diversificando la producción y comercialización de alimentos a través de la participación ciudadana en un marco de promoción de soberanía alimentaria.

El autor del proyecto expresó que “el principal desafío se encuentra en generar espacios de participación” y que para ello el “Estado debe tomar medidas que garanticen a la población el acceso y la utilización de los recursos productivos de modo que puedan asegurar sus medios de vida, incluida la alimentación”.

En el desarrollo del debate, Ramón Figueroa Castellanos expresó que el proyecto es un muy buen aporte. Además, indicó que estimular las huertas permitirá trabajar los hábitos alimenticios y comentó que se generó una charla virtual, donde participó la legisladora nacional Lucía Corpacci, para dialogar con el colegio de nutricionistas de Catamarca y trabajar sobre el etiquetado frontal de alimentos, un proyecto que no pudo tener tratamiento en el retorno de la presencialidad de la cámara baja del Congreso.

En este sentido, Verónica Mercado compartió la preocupación por la falta de tratamiento debido a que no hubo quórum en Diputados de la Nación. A la vez, recordó que desde el año pasado existe en la Cámara baja local una propuesta para crear un observatorio de políticas nutricionales.

Luego, Marcelo Murúa, destacó la importancia que tienen las huertas comunitarias como recurso para la producción alimentaria y que “son mucho más saludables en comparación a los alimentos elaborados a gran escala”. También, propuso que desde la cámara de Diputados se avance con el saneamiento de títulos para permitir que las tierras comunitarias tengan las condiciones jurídicas necesarias.

En tanto, Natalia Ponferrada felicitó al autor por la iniciativa y coincidió con los beneficios de las huertas comunitarias por implicar el autoconsumo de grupos familiares, las propiedades saludables de los productos y avanzar en el ordenamiento territorial. Diego Figueroa, rescató lo loable que es “cuando el Estado se preocupa por la salud y prevenir, este es el camino a la hora de propiciar políticas públicas”.

Posteriormente, Hugo Ávila destacó que el proyecto apunta “a lo que hoy se está necesitando, habla claramente de que debemos volver a las unidades económicas productivas más chicas que sean capaces de contener a cada familia que viva en los espacios rurales de Catamarca”.