APRUEBAN ADHESÍON A LEY QUE GARANTIZA INTEGRAL DE LECHE MEDICAMENTOSA PARA QUIENES PADECEN APVL

La Cámara de Diputados, que preside el diputado Fernando Jalil, dio media sanción a la adhesión de la provincia de Catamarca a la Ley Nacional Nº 27.305 que garantiza la cobertura integral de leche medicamentosa para consumo de quienes padecen Alergia a la Proteína de Leche de Vaca (APLV) y otras indicaciones médicas. La iniciativa parlamentaria fue presentada por el diputado Rubén Herrera, quien fundamentó el mismo e hizo referencia a una propuesta en igual sentido que presentó oportunamente el diputado Horacio Sierralta, que se unificó al de su autoría. En las alocuciones además se escucharon las palabras de la diputada Marisa Nóblega.

 

De acuerdo al texto aprobado por la Cámara baja, el Poder Ejecutivo deberá, vía reglamentaria, adecuar las normas provinciales para garantizar el cumplimiento de los dispuesto por la Ley Nº 27.305 y determinar la Autoridad de Aplicación de la Presente Ley, quien deberá, elaborar el protocolo respectivo y mantener actualizado un relevamiento epidemiológico, con el fin de detectar en la población la incidencia de afectación de la APLV. La OSEP deberá además realizar la cobertura de esta leche a sus afliados.

 

La ley autoriza al Poder Ejecutivo Provincial a realizar las adecuaciones presupuestarias correspondientes a efectos de dar cumplimiento a los objetivos de la presente Ley.

 “Es sabido que la leche materna, es el principal alimento de los niños durante el período de lactancia a la que se adiciona generalmente a partir de los seis meses de vida, la leche de vaca; estas aportan los minerales, vitaminas y proteínas, fundamentales para el crecimiento, principalmente durante los primeros tres años de vida. A pesar de ser éste, el alimento por excelencia para los niños, se conoce una preocupante estadística que determina que, entre el 2 y el 3 por ciento de bebés, padecen APLV (alergia a las proteínas contenidas en la leche de vaca)”, dijo Hererra al fundamentar el proyecto.

“Ésta sensibilidad, que se conoce con las siglas APLV, lidera en la Argentina el ranking de las alergias ocasionadas por los alimentos. Los niños que la padecen necesitan una alimentación específica. De pequeños, sólo pueden tomar pecho materno. No obstante, para amamantarlos, sus madres tienen que someterse a una dieta estricta. Si la alergia se prolonga o si ya no pueden darles la teta, deben recurrir al aporte de las leches medicamentosas”, agregó.  En otro tramo manifestó que “es común que se confunda la APLV con la intolerancia a la lactosa, pero son dos afecciones distintas. La intolerancia a la lactosa es la incapacidad para digerir el azúcar de la leche (denominado lactosa). Se trata de una intolerancia alimentaria, lo que significa que el cuerpo no puede digerir este nutriente. El sistema inmunitario no se ve implicado por lo que no se produce ninguna reacción alérgica. La APLV es la alergia alimentaria más común en lactantes y niños. Es común porque las proteínas de la leche de vaca son las primeras y principales proteínas alimentarias a las que se enfrentan los lactantes alimentados con leche de fórmula”, señaló. 

Agregó que “como no está suficientemente difundida la información sobre ésta enfermedad, hay subregistro de casos, sumada a la desesperación de los padres y la demora en el diagnóstico de APLV”. “Es fundamental para los niños que tienen APLV consumir las leches medicamentosas, incluso más allá de los 2 años de vida. Ésta es la razón fundamental por la que solicito a los señores Legisladores me acompañen con el voto afirmativo para lograr la adhesión a la Ley Nacional Nº 27.305”, concluyó.